Desgraciadamente es una práctica habitual de nuestra banca, pero hay que saber que no es obligatorio, lo que hay que hacer es poner una clausula de beneficiario a favor del banco, en relación al préstamo hipotecario que tienes con ellos.
Únicamente podrán cumplir su amenaza si en la escritura de constitución de la hipoteca consta que para respetar el descuento comercial en el interés de la hipoteca, hay que suscribir con su entidad el seguro de hogar.
Pero el seguro en sí, lo puedes contratar con quien quieras.

De ahí el art.5.1 letra e) de La Ley 26/2006, de 17 de julio, de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados por el cual se prohíbe imponer directa o indirectamente la celebración de un contrato de seguros.

Otra cosa a tener en cuenta es que suelen aplicar una cantidad en el continente muy superior a la valoración de las aseguradoras. Este capital suele valorarse a valor de reconstrucción, es decir, lo que le costaría a la aseguradora volver a construir la edificación del hogar. Y el banco suele poner el capital pendiente del préstamo. No se entiende muy bien porqué, ya que la aseguradora no pagará mas que el valor de construcción, esta sobre-asegurando el bien, y por tanto la prima también es mucho mayor de lo que debería. No obstante es un requisito que suelen pedir una vez tienen su clausula de garantía de beneficiario a su favor.
El capital del Continente, que se indique en la tasación subrogada al banco, con una cesión de derechos en la cual el beneficiario es el banco mientras exista la hipoteca, el contenido en ningún caso estás obligado a contratarlo y no te afectará en la bonificación de tu hipoteca. Puedes contratar el contenido con quien te venga bien.

Muchas entidades bancarias saben que no es legal obligar al cliente a contratar con ellos un seguro de hogar, pero hecha la ley hecha la trampa. Los bancos han inventado una nueva forma de presionar al cliente, bonificando su hipoteca rebajando el diferencial aplicado en la misma, si contratan el seguro de hogar con ellos con un determinado periodo de permanencia en el que el cliente no podrá cambiar su póliza a otra aseguradora si quiere que el banco le mantenga el diferencial aplicado.

Pero esto no siempre es así, revisando las escrituras o la oferta vinculante propuesta, se puede comprobar si la oferta es por contratar un seguro de hogar a través de dicha entidad, o simplemente por contratar un seguro de hogar.

Si es el último caso, el cliente podrá contratar el seguro de hogar dónde desee, y el banco estará obligado a mantener su oferta